Calibración de equipos de laboratorio

Garantice la exactitud de sus datos

El equipo es el activo más valioso en un laboratorio.

Por eso, mantener el equipo en condiciones óptimas es fundamental para conservar la calidad del laboratorio y resultados. Entender la calibración, cómo funciona y por qué es tan importante le ayudará a dirigir un laboratorio con más precisión y exactitud.

¿Qué es la calibración?

La calibración es el acto de comprobar y ajustar la precisión y exactitud de un instrumento. Las desviaciones se comparan con otro dispositivo o con un estándar de medición. Se documentan estas posibles desviaciones y se reajustan en caso necesario.

Razones importantes

La calibración es una parte importante en un laboratorio con un sistema de calidad implementado y debe realizarse de acuerdo con un procedimiento operativo estándar previamente definido.

Evitar desviaciones – Es bien sabido que todos los medidores comienzan a desviarse con el tiempo. Aunque los dispositivos de última generación son mejores también tienden a desviarse al cabo de un tiempo.

Seguridad – En muchos laboratorios se procesan materiales peligrosos. Tener datos inexactos puede poner al personal en peligro. La calibración proporciona precisión y, a su vez, mantiene a todos a salvo.

Certificación – La calibración periódica cumple con diversos reglamentos y normas de calidad de una empresa. Aunque la empresa no tenga un sistema de calidad, sus clientes suelen tenerlo.

calibración

Póngase en contacto con nuestro servicio técnico

Calibración aparatos

¿Con qué frecuencia deben calibrarse los equipos de laboratorio?

Los requisitos de calibración varían según el tipo de equipo, la aplicación y el uso. 

Sin embargo, hay una serie de variables que deben tenerse en cuenta a la hora de determinar el intervalo de calibración de los equipos de medición.

La principal es estar seguro que cualquier instrumento de laboratorio está calibrado antes de cualquier proceso crítico. La segunda es seguir las instrucciones del fabricante.

La carga de trabajo o las condiciones de funcionamiento de un instrumento también afectan a la frecuencia de las recalibraciones. 

¿Qué equipos deben calibrarse?

Todos los equipos que realizan una función de medición deben calibrarse para mantener la precisión, prolongar la vida útil del equipo, mejorar la seguridad y mantener la conformidad y la certificación.